Cuerpo de Verano, se Construye en Invierno

Aunque lo normal es que a partir de la primavera comencemos a prepararnos para el verano, la verdad esto es todo un error. Para lograr el tan ansiado cuerpo de verano, necesitas varios meses dependiendo de tu peso e IMC, condición física, problemas estéticos a tratar, entre otros. Primero que todo la profesional de la estética debe evaluar tu tipo de cuerpo, condición actual, conocer tus objetivos, presupuesto, disponibilidad de tiempo, estilo de vida, entre otros factores. La mayoría de los tratamientos estéticos tienen excelentes resultados, sin embargo, cada paciente es un universo, ya que presenta una o más problemáticas estéticas e inclusive problemas de salud, que la profesional de la estética deberá evaluar para recomendar el tratamiento más adecuado a su situación general.

 

Consideraciones según tu tipo de cuerpo.

Uno de los principales problemas al momento de realizar un tratamiento estético es el sobrepeso y la forma de cuerpo, los cuerpos ginoides o con forma de pera, son los más beneficiados ya que les es más fácil rebajar centímetros por medio de los tratamientos estéticos, pues su grasa rebelde se acumula principalmente en piernas y caderas.  Por otro lado los cuerpos androides o con forma de manzana, es decir aquellos que acumulan una mayor cantidad de grasa en abdomen y brazos, este tipo de cuerpos son propensos a sufrir de enfermedades metabólicas asociadas al exceso de grasa abdominal-visceral como: resistencia a la insulina, diabetes, problemas cardiovasculares, entre otros, por lo que es muy importante la dieta y el ejercicio en este tipo de cuerpos, para alcanzar los objetivos de un tratamiento estético.

 

Sobrepeso y Estética.

Si tienes sobrepeso y tienes cuerpo de manzana, es decir acumulas grasa en la parte superior de tu cuerpo, este cuerpo es uno de los cuerpos con mayores dificultades para disminuir medidas, pues su forma lo hace propenso a acumular grasa abdominal y a ser propenso a enfermedades metabólicas, es por ello que debes tener muy en claro que para el éxito del tratamiento estético que contrates, es fundamental la realización de ejercicio cardiovascular y una dieta balanceada, sin el complemento de estos 2 factores tu tratamiento puede resultar mucho menos exitoso.

 

Problemática a Tratar.

La mayoría de las pacientes tiene una o más condiciones estéticas que desea tratar en una zona, siendo las principales la flaccidez, adiposidad y celulitis, sin embargo cada una de ellas, requiere un tratamiento específico con principios activos diversos de acuerdo a la problemática a tratar. Por otro lado es necesario, tengas claro igualmente que un tratamiento para tonificar o reducir requerirá una frecuencia distinta a un tratamiento reafirmante, por lo que debes tener esto en consideración para planificar tu tratamiento y llegar al verano con el cuerpo soñado.

 

Duración y Frecuencia de Sesiones por Zona de Tratamiento.

Las zonas de tratamiento normalmente son: abdomen, espalda, flancos, brazos, piernas posterior o frontal y glúteos, y para trabajarlas se considera un tiempo de 10 minutos mínimo por cada zona de 10 cm2 , esto quiere decir que para trabajar una zona de 30 cms requeriremos de 30 minutos de trabajo para generar un efecto adecuado en la zona. Otro tema es la frecuencia de las sesione, las cuales varían dependiendo de la terapia utilizada, además de la problemática a tratar. A continuación y a modo de ejemplo, te mostraremos la frecuencia que se debe realizar un tratamiento por zona y de acuerdo al objetivo de este:

  • Radiofrecuencia Tripollar para Adiposidad o Celulitis: 1 vez por semana,
  • Reducción de adiposidad con ultracavitación: 1 o 2 veces por semana, con una separacion de 72 horas, entre sesión y sesión.
  • Reducción de adiposidad con lipoláser de diodo: 2 a 3 veces por semana, idealmente día por medio y se debe complementar con la realización de ejercicio en forma inmediata y posterior a la sesión.
  • Reafirmación de la piel con Radiofrecuencia Tripollar: 1 sesión cada 15 o 21 días.
  • Tratamiento anticelulitico con vacum: 1 a 2 veces por semana, con una separacion de 72 horas, entre sesión y sesión.
  • Tonificación muscular con electroestimulación: 3 a 5 veces por semana, a diario o día por medio.

 

Tiempo de tratamiento según problemática.

Como vimos en el párrafo anterior, no es lo mismo tratar adiposidad, celulitis o flaccidez, por lo tanto, es importante que consideres los siguientes tiempos para realización de un tratamiento promedio de 12 sesiones:

  • 12 sesiones de electroestimulación: 1 mes.
  • 12 sesiones de lipoláser para adiposidad localizada: 1 mes.
  • 12 sesiones de masaje reductivo o drenaje linfático: 1 mes.
  • 12 sesiones de vacumterapia: 1 mes y medio aprox.
  • 12 sesiones de Radiofrecuencia Tripollar para adiposidad o Celulitis: 3 meses
  • 12 sesiones de Radiofrecuencia Tripollar para flaccidez: 6 a 12 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
×
Buen día 😄 cuéntanos qué servicio te interesa para poder ayudarte?
Diseño Web Profesional